Ave San Patricio

San Juan

PR 00925

  • Icono social LinkedIn
  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social

Tel:  787-923-0809

info@avmarketing.net

Matrimonioparatodos.com by AV Global Services© 2020 | Todos los Derechos Reservados | Operado por www.avmarketing.net

Experiencia en la hermosa Ciudad italiana de Roma

June 3, 2018

 

 

 

Como parte de nuestra misión en Matrimonio para todos PR y que en efectos somos Ministros de Boda Puerto Rico, Oficiantes Matrimoniales y coordinadores de boda  es mostrarle mediante nuestras publicaciones contenido de valor, relacionado a Matrimonio y bodas, destinos para luna de miel y mucho mas| - 

Y la travesía así INICIO!!

Saliendo de Puerto Rico fue mi gran experiencia en la hermosa Italia

 

Y fue en esa grandiosa fecha de febrero del 2018 e inclusive para la fecha de mi cumpleaños 32, fue cuando decidí transportarme luego de 17 años; y ver cómo se encontraba la hermosa ciudad Italiana de Roma.

 

Recuerdo que aquella travesía aérea iniciada desde San Juan Puerto Rico y donde realizaba una conexión en la ciudad de Nueva York; mi mente no dejaba de pensar  en aquella cantidad de tiempo qué debería estar a bordo de una aeronave en la próxima conexión hacia Italia...  por unos instantes me invadía el pánico al saber que mi próxima conexión aérea duraría alrededor de 10 horas y media.  Pero recordé a aquel gran escritor, que citaba... "que el medio de transporte más seguro es el aéreo" y esto calmó mi ansiedad.

 

Salida desde la ciudad de Nueva York al aeropuerto fiumicino en Italia

Fue cuando rápidamente me registré en mi línea aérea, cruce "checkpoint" y me dirigí al Gate... fue cuando rápidamente y sin prácticamente darme cuenta, ya me encontraba a bordo de aquel gigantesco avión que me llevaría hasta Roma.

 

Ay! pero qué placer, el avión no había despegado y ya que el gran equipo de la tripulación estaba repartiendo artículos tales como: pasta dental y cepillos, mantas, almohadas, revistas, audífonos y cobertores para los ojos.  ¡Wow! Y al llegar a la altitud de crucero, comenzó la acción de sentirte en primera clase pagando sección económica.  Iniciaron aquellas azafatas a pasar por nuestras butacas con unas bandejas de plata, el cual contenían toallas calientes para limpiarnos nuestras manos y así degustar aquella primera merienda; a solo 10 minutos de encontrarnos en el aire y a 30,000 pies de altura. 

 

Aquellas horas que yo pensaba que se harían eternas,  transcurrían y no nos dábamos cuenta ya que era tanto el entretenimiento y el espacio en la aeronave que podíamos conversar con otras personas y fue iniciando esa experiencia multicultural.  De momento se anuncia que cerremos toda las ventanillas  y que deberíamos descansar;  para si nuestro cuerpo se ajustará a la nueva zona horaria, siendo esto una determinación voluntaria pero recomendable para sentirte con vitalidad al llegar al destino.

 

Ya sin darnos cuenta y de pronto se nos anuncia el proceso de aterrizaje ya habíamos descansado varias horas y estábamos listos para disfrutar.

Desde que llegué pude notar que la estructura permanecía como hacía 17 años atrás aunque con mucho avanze.  Aquella arquitectura barroca se encontraba por doquier y le hacían juego preciosos adoquines donde desfilaban vehículos y en sus aceras seres llenos de vida.

Durante los 8 días que puede disfrutar de Roma fue posible visitar varias de sus plazas, de sus museos, sus iglesias y también degustar de su exquisita gastronomía que está fundamentada en pastas y pizza comúnmente.  Obviamente la vida nocturna no podía faltar; y fue en aquella gran discoteca Mocassassino; que tenía cuatro pisos, una emisora radial, una zona VIP y una pista con hermosos rayos de luz colorida y radiante y fue ahí, donde baile por alrededor de 6 horas. 

Uno de mis lugares favoritos y el cual pude ir caminando desde mi hotel es la Fontana di Trevi una de las famosas Fuentes y plazas que personas del mundo entero visitan día a día. Dice la leyenda que si lanzas una moneda retornaras a la grandiosa Roma, y así fue luego de 17 años pude retornar... y así como lo hice aquella primera vez lancé mi moneda nuevamente